MUJER, sobre tu espalda ahogaron el grito
de Gea. Te hundieron en el abismo
de los días,
como a una Electra, capaz de la mayor
tragedia,
rompieron tu caricia amante en el frágil gesto
de los sueños.

 

¿Cuál fue tu error?¿Mezclar la sabiduría
de infinitos paraísos con la carne vibrante
del gozo;
mantener la frontera de la ira; servir
de soporte
impidiendo el miedo con el gesto loco
que refleja la pasión?

¡Basta!

¿Cómo desenterrar esta huella del destino
que robó sin piedad el color de tu rostro
permitiendo al desastre mover tus manos,
al odio transitar tu cuerpo y, con desprecio,
anularte?

 

¿Cuánto durará este infierno que oprime
la ternura en tus entrañas
y estrecha el círculo de cristal
donde el corazón inventa cielos?
 
 
 
¡ Basta de concebir delirios ¡
 
 
 
No encarnas Evas ni Venus,
eres el revés que el hombre no soporta,
una forma de hacer lo diferente
en el espacio que te dejan conquistar.
 
 
 
Eres la vida. Nos pares tanto
que parir es más que un verbo, 
es el vértigo de un poema
que termina en un silencio.
 
 
 
 
 
[ Basta. Voces extremeñas contra la violencia de género.
Diputación de Badajoz. 2018]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes