TENGO miedo al laberinto de las horas,
al cansino vértigo del tiempo
que provoca silencios.
Miedo a la existencia
vivida a sorbos,
a la soledad no buscada,
a lo incierto
pero no a la muerte,
siempre compañera.

Tengo miedo a la actitud cobarde;
a no saber cómo calmar la culpa.
Miedo al engaño
que desbarata la inocencia
nunca a la verdad,
aunque brote con dolor.

Tengo miedo a lo oculto,
a lo informe;
a la máscara de lo aparente
que confunde;
a los espejos que disimulan
el vacío de las quimeras.
Miedo de mí mismo,
pero no a las ganas de vivir.

[Escrito el 18 de diciembre de 2018 en referencia al accidente del 5 de febrero de este mismo año. Aparecerá en la Antologia de Autores de la Tertulia Página 72, por ahora sin presentar por el motivo del confiamiento del covid-19. La extraordinaria músicalización de estos versos es obra de Txus Amat. Agradezco su cariño alhacerlo.]

Música de Txus Amat para este poema.

Déjanos un comentario 4 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes