Recoges la experiencia

El cielo pregona la obra de la creación…
el día al día le pasa el mensaje,
la noche a la noche se lo susurra.

Despacio, la luz, las plantas,
el sonido de los pájaros en la avenida,
me envuelven y liberan.

Sin que hablen, sin que pronuncien,
sin que resuene su voz
Sí, porque la imagen del espacio
es verso sin palabras…,

…a toda la tierra alcanza su pregón…
y hasta los límites del orbe su lenguaje
con el gesto maravilloso de las estrellas,
con la emoción de las flores…,

Este grito del universo me devuelve
a la serenidad del deseado encuentro,
me despeja del odio en esta humanidad
que no acaba de aprender.

Solo los sencillos, no los políticos
y los que no se miran en su ego,
solo ellos, entienden este mensaje
que resuena en mi interior.

[Parafraseando el Salmo 18.]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.