DETRÁS DE LAS ROSAS

Sé que en ningún lugar habrá un espejo
al que ninguna luz ha sometido;
una roca que no es su vidrio ni su grieta;
un fuego que no condesciende a ser sus llamas.

Y habrá esa música que no depende
de un aire que la inhale o que la agite;
un día que no arrastra más sus soles.
Serán cualquiera,cualquier cosa
que quiera revestirlos .

Dichoso el que olvidó tensar la cuerda
de la áspera cadencia de su nombre
porque no tiene nada que envidiar a los muertos.

Aquél que ha recobrado el caminar
sin ser sus pasos;
que ha vuelto a ver sin ser lo visto;

quién sabe que no es, que nunca ha sido
sino ese observador silente
de un dócil observar lo que está siendo;

quién puede deshojar, pétalo a pétalo,la rosa
para encontrar,sin nada que la vele,aquella rosa
qué no turbó materia ni aún el tiempo.

[La voz sobre las aguas. Valparaíso, 2019]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.