La inspiración tiene estas cosas…
Primero, esperar con paciencia, atento a todo;
después, asumir los desalientos…
Y por último, evitar el síndrome del harto y el alma de cristal.

El síndrome del harto es la tensión interior que sucede cuando al querer escribir sobre un tema no hay  ocurrencia alguna y el nerviosismo  se apodera del instinto creador y lo bloquea.

Alma de cristal es la debilidad que ocurre cuando se sucumbe al desánimo. Aceptar la fragilidad, con fortaleza, ayuda a crecer.

Los que escribimos no siempre tenemos «la mesa puesta«, es decir no sabemos cómo comenzar, seguir o finalizar un escrito.

Muchas veces sufrimos vacíos, hambre de expresiones que hagan claro lo que intentamos decir. Y por supuesto, la fortaleza está en mantener el ánimo en medio del desierto

La inspiración tiene estas cosas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes