SOMBRAS que repta
y arañan la tela de metal,
invadiendo los rincones
de la piedra y el hierro.
Contigo, alardean de ser el inmenso ángulo del pretil, donde te aferras.

Sombras que juegan a ser una mágica vía de tren suspendidas en el ángulo incierto del aire.
Islas que decoran el mar verde del parque.  Contigo,
andan, despistadas, entre las manchas húmedas del camino, bordando tus pasos entre ocres y verdes.

Sombras que rompen tu luz
entre versos de grava y césped, abrazándose inocente
a la inmensidad del paisaje  y sus fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes