No vemos la luz
[ estamos en ella]

HOY vengo
con un rastro de luz
en los bolsillos.

Un momento para desnudar
la palabra y descubrir, ahí,
en el poema,
el esplendor de los adverbios.
Luego, hacemos lo de siempre:
saltarnos la costumbre
con ese delirio a destiempo
que invita a la escritura.

[ Notas para no esconder la luz, Olelibros, Valencia. 2019, pág. 55]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes