En este fluir del tiempo, septiembre me acerca a ti. Hace calor. Con su canto, un grillo dibuja la noche.Apareces en el horizonte de la mirada.  Tu risa me envuelve, me siento vivo en ti.

Septiembre se va dejando la huella de tu
caricia. Musa inasible que dibujas el silencio de todas las presencias y me hace esperar en el verso de cada momento vivido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes