El autor

Nació en Almendralejo en los finales de la época franquista. Con dieciocho años se vino a vivir a Badajoz. A los veinticinco se fue a estudiar a la UCL (Université Catolique de Louvain-la-Neuve) Teología y Antropología. En Bélgica y a través Monsieur Houtard (catedrático de Sociología) tomó contacto con grupos próximos a la Teología de la Liberación y con escritores libaneses. Durante su estancia lovaniense formó parte de un círculo de escritores cercanos a Kristien Hemmerechts (escritora y profesora en la KUL). También se relacionó con algunos poetas que, en los ochenta, pasaron por la UCL, como André Schmitz, Guy Cabet (poeta y músico) o J. Beaucarne.

Vuelve a Badajoz al final de los años ochenta donde mantiene una actividad social intensa con el mundo gitano de la Plaza Alta. Esta actividad la alternó con la docencia universitaria. En el año dos mil deja la institución eclesial, dedicándome por completo a la docencia no universitaria impartiendo clases de filosofía en Secundaria y Bachillerato.

En los inicios del nuevo milenio, entró a formar parte del grupo de escritores y creadores plásticos emeritenses “Gallos Quiebran Albores”. Más tarde, en el 2010 inició con un grupo de escritores pacenses la tertulia, Página 72 en la ciudad de Badajoz.

Actualmente vive en Badajoz.

El viento, arrastraba el otoño entre las hojas de la avenida. Después, se hizo el silencio, ese rito esencial previo a escribir…

Poética

Desde mi primera obra publicada en 1999, Poemas gitanos (Uziel. Premio Amico Rom) hasta el actual libro El nombre secreto del agua (Vitruvio 2017) mi forma de escribir ha sufrido una notable evolución. De un verso balbuceante de lo social, con notas líricas a uno más intimista y existencial donde la mezcla de prosa poética y poesía se ha convertido en una forma de trabajar. De manera transversal y continua la metapoesía ha ido apareciendo en mis escritos, como una forma de decir lo que hago y porqué lo hago

Podría decirse que en mi corta vida de escritor hay tres etapas:

(1998-2003)

La primera, (1998-2003) donde el verso tiene como referencia adulta la realidad social y, a veces, la sobrevivencia como meta-relato. De esta etapa son los poemarios:

  • Poemas gitanos
  • Pegados al horizonte
  • Cuatro momentos para el poema
  • Quiebros del laberinto.

Este último, en la línea de la poética del silencio, es un paso a otra forma diferente de encarar la palabra escrita.

En esta época, 2002, gané el primer premio con un poema «Tu gesto», en la Fiesta de la Primavera convocada por la R.S. Económica E. de Amigos del País en Badajoz.

(2003-2010)

La segunda etapa (2003-2010) viene marcada por un planteamiento de vida diferente.

Por una parte, una visión de lo humano donde la fragilidad toma protagonismo. En esos momentos vivía con intensidad la enfermedad de Parkinson de mi padre.

Y por otro lado, otra forma de encarar lo cotidiano como realidad mayor. En esta etapa salen a la luz varios libros: Las siete vidas del gato y Un concierto de sonidos diminutos.

A partir de esta segunda etapa comencé a aparecer en Antologías poéticas, no solo locales sino también nacionales. Otoño literario (Badajoz), Rizomas (Mérida), Poetas en Libertad 8 (Madrid).

(2010-2017)

Y la tercera etapa (2010-2017), tiene como referencia el ámbito creador de la Tertulia Página 72, y de manera especial el nacimiento de mi hijo Rodrigo. Así, en el ámbito del crecimiento poético y personal surge un poemario: El nombre secreto del agua. Con este libro descubro una forma de entender la realidad más intimista y donde la meta-poesía viene a ser el trabajo central.

Los próximos libros, abordan temáticas diferentes en consonancia con esta línea de la tercera etapa como son La sorpresa de lo humano, y Rehacer el alba. Memorias de un naufragio.

En esta etapa se sucedieron también la participación en Antologías: Selección de poemas 10 autores (Madrid); Veinte verdades fingidas (Badajoz); Silencios encontrados (Málaga); Itinerario Monumental de Mérida (Mérida); Al final poesía (Málaga); Como un río sonoro de manzanas (Mérida): Salgueiro Maia (Cáceres).

Si la primera etapa está marcada por lo social, y la segunda por la existencial, la tercera tiene una nota intimista donde el verso busca referencias meta-poéticas, como el agua o el tiempo. Este crecimiento de fondo no es más que el desvelamiento de ese espejo interior que, de forma sencilla, marca la mirada del silencio creador.

Todos los momentos han sido y lo siguen siendo un encuentro intenso con grandes creadores a través de la lectura diaria de sus obras. Entre otros cito a Cernuda, Valente, Otero, Gamoneda, García Montero, Andrade, Sophia de Mello, Peixoto, sin olvidar a los clásicos Garcilaso, Bécquer, Rimbaud. Dicho esto, confieso que soy un lector compulsivo de poesía.

Conferencias

Gallos Quiebran Albores. Mayo de 2011.
Una conferencia de Faustino Lobato sobre Sophia de Mello Brayner.