Cunetas llenas de otoño ocre y amarillo, de hojas secas que recuerdan lo que fueron. Cunetas de grises y ramas repletas de viento y gritos que reclaman compasión.

Cunetas llenas de memorias, de pisadas inclementes que recuerdan otras más terribles donde descansan, sin nombre, muchos inocentes a la espera de ser rehabilitados.

Cunetas de colores imposibles que desbordan los ángulos de las aceras. Huellas de granito que humillan el asfalto en su final de orillas. Y te nombro en este hermético sentir dando calor a la mirada.

Déjanos un comentario 2 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes

error: Queda prohibida la utilización de cualquier imagen o video sin autorización previa de autor de dicho contenido. Alejandro Huyro todos los derechos reservados.