2022

7 + 3. La vida en un instante

Este libro no es más que la plasmación escrita de los diez días que mi familia ha permanecido confinada por el contagio COVID. El único que se libró fui yo después de someterme a tres PCR (PCR (siglas en inglés de “Reacción en Cadena de la Polimersa”). La vida la tienes o dejas de tenerla en un instante.

“…estás en medio del espacio azul de las horas…”

Miradas, palabras y abrazos. El eje central del poema Instantes (IIII) podría ser también el eje central de este libro, pues resume en tres palabras lo que nos falta cuando lo perdemos todo en un instante y contiene a su vez la clave de la curación. Este es un poemario que surge del infortunio, de la presencia de la enfermedad que desnuda nuestras fragilidades y nos obliga más que nunca a renunciar al contacto golpeando con la fuerza de una ola atlántica, y la transforma en suave brisa donde todo es tacto y es caricia, eclosionando en un abrazo de los que conjugan lágrimas y alivian dolores. Estos [Siete + 3] poemas recogen el miedo, la incertidumbre y la soledad del obligado aislamiento, y los transforman en versos terapéuticos que nos permiten recuperar la calma y la certeza, superando cualquier ausencia. El sufrimiento cede ante la cura del amor, de la vida, en un instante.

Julio Sánchez

Comprar Libro + Audiolibro

Fragmento del libro

{Reflejos} Día uno

EN MEDIO del espacio azul de las horas,

cuando la vida parece detenerse
y todo báscula al revés.

Cuando en medio de la realidad
pasas azul
y dejas tu rostro rielar
en lo imposible.

El dolor aparece
en la mirada incierta
de lo que no esperas
y la fuerza de la esperanza
se diluye, ahí

donde la firmeza es
soledad.

Cuando todo parece navegar en lo absurdo
tú estás
en medio del espacio azul
de las horas.

{Instantes} Día cuatro

{I}

Una mirada, la fuerza de una mirada,
es un segundo en los ojos de Rodrigo.
Solo sus ojos me lo dicen todo;
mantener, un instante, su mirada
me alegra la existencia.

Tiemblo ante su mirada,
me abandono a su hechizo.

{Instantes} Día cuatro

{II}

Una palabra, la fuerza de una palabra,
cabe en un segundo en la boca
de mi hijo. Solo oírle decir -te quiero- mueve
la montaña en la que estoy
y me acerca a la certeza de la fe.

Todas las palabras sobran,
estas dos calma mis miserias.

{Instantes} Día cuatro

{III}

Un abrazo, la fuerza de sus manos,
cabe en un segundo; unos segundos
en los brazos de quién me mira
y me quiere.
Sentir el calor de su impulso
me devuelven las ganas de luchar.

Tener esta certeza amante
rompe las fronteras
y deshace mis miedos.

{Instantes} Día cuatro

{IV}

En esta roca de mi alma al revés
rompen, en segundos, la fuerza
de muchas miradas,
de algunas palabras,
de otros abrazos.

Solo mi hijo, solo él, me mantiene
en la realidad del presente,
en la cruda existencia que,
en un segundo, he podido perder;
que en un segundo puedo sentir,
con franqueza.

{Instantes} Día cuatro

{V}

Cuatro días,
cuatro días manteniendo la fuerza
que cabe en un segundo,
y que parece un infinito.

Un segundo para mirar
y mantener el norte
y,              con amor,
contemplar la vida en silencio.

Consulta los ejemplares disponibles.

Si estás interesado en algún libro, envíanos un mensaje.

Contacto