A veces los sueños traen besos
con sabor a sal
y abrazos que parecen olas.

Y ahí, en ese paisaje, te siento
hasta el reclamo de la carne
todo arena,
deseo.

Permanece el eco de tu risa
y la huella de tu cuerpo
en mi piel.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes

error: Queda prohibida la utilización de cualquier imagen o video sin autorización previa de autor de dicho contenido. Alejandro Huyro todos los derechos reservados.