Esta tarde, martes 25 de febrero, he ido a Granada con este NOTAS PARA NO ESCONDER LA LUZ. He salido de Retamar donde estoy viviendo estos días gracias a la generosidad de Antonia Amate y Perfecto Herrera.

En esta ciudad, Granada, donde parece que el tiempo se detiene para dar paso a la belleza y en la Biblioteca de Granada, Carmen y Alicia me han presentado. Era nutrido el grupo que allí llenó el aula 1 pero lo más importante no es el número sino la calidad. Silencio, casi religioso y atención intensa crearon un ambiente mágico.

Carmen Salas habló, con esa pasión que la caracteriza, de la obra. Emocionante la reseña que ha hecho del libro. ( Aparte pondré el texto). Alicia Choin, la secundó con algunas preguntas interesantes. Estas me empujaron a profundizar en algunos aspectos del contenido de la obra y de su estructura. Desde este espacio quiero dar las gracias a las dos por haberme hecho sentir tan bien.

Hablé de algunos aspectos de la obra, entre ellos de la raíz de su creaciónecité aquellos poemas que surgieron de mi experiencia en Cabo de Gata hace tres años. Pepe Gilabert, presente en la sala, me ha dicho que de ese paraje salí «herido por la luz». Le doy toda la razón porque así fue.

He vivido una noche extraordinaria, llena de amistad y de nuevos encuentros: Jesús, Pepe Gilabert, Pedro, Justa, Cristina…y muchas personas más. Con algunos de estos, además de Carmen y Pedro, su marido, Antonia y Perfecto terminamos en la Pizzería Los siete pecados. Un convivium necesario dada la hora.

De Granada me traigo la fuerza y el tesón de Carmen Salas, sin ella hubiera sido imposible este encuentro. No sé cómo agradecer tantos detalles por su parte.

No puedo olvidar la atención, más que amable, de Pedro, su marido. El » consorte de la poeta», como él se denomina con gracia gaditana.

Después, nos hemos vuelto para Almería, Antonia, Perfecto y yo. Qué agradable compañía. Ellos se han quedado en Almería y yo he seguido para Retamar.

En estos momento mi taperwei de las emociones está a punto de estallar.

Déjanos un comentario 2 Comments

  • Qué post más precioso y sentido también. Yo esperaba este día como agua de mayo, con ganas, ilusión, alegría y mucha esperanza, ésa que nunca me abandona aunque a veces el corazón se oscurezca un poco y yo misma le tenga que dar un empujoncito.
    Ayer fue una tarde para la aceleración también a posteriori.
    Necesitamos muchos días, mañana y tardes así de mágicas, así de emocionantes.
    Un beso querido poeta Faustino.
    Te queremos y las puertas de nuestro Hogar están abiertas para todos/as.
    Un fuerte abrazo y un beso.

  • aceleración no, quise poner “celebración “

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes

error: Contenido protegido - Derecho de autor