Respirar la huella del mosto
y en la tolva, sentir las voces
de otras vendimias…

Cuánto amor en los labios
del sarmiento,
cuánta huella de rocío y mañanas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes

error: Contenido protegido - Derecho de autor