Ajena la tarde a los desastres
y al viento cálido
que araña mi piel.

Todo sucede con esa calma
de los días de junio.
Anochece a golpe de olas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes

error: Contenido protegido - Derecho de autor