Skip to main content

Eres el océano
que inmenso apareces
entre versos de olas
desnudando mi alma.
Piélago
donde navego entre arrecifes
buscando el norte,
la magia de Ítaca.

Llueve, el aire deja 
la huella de tu presencia, 
desaparece el dolor.
La ciudad es azul, la habitas.

Ríes al compás de la noche
y dejas tu perfume, 
una huella indeleble 
en la carne del poema. 
En el centro de ti se erige la palabra,
solemne, firme,
como liquido manantial 
que sacia el deseo de abrazarte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close Menu

Entradas recientes

error: Queda prohibida la utilización de cualquier imagen o video sin autorización previa de autor de dicho contenido. Alejandro Huyro todos los derechos reservados.