SOLO ante la sal y las olas
bebes horizonte de nubes.
Abrazas el aire y sus ecos
en este norte que te ampara.

Abrazas el aire.

En la soledad del invierno
miras la nostalgia de las olas.
Y en el cansancio de los días
tus ojos se llenan de risas.

Miras la nostalgia .

Con frágiles brotes, aguardas
el susurro de la brisa,
ese abrazo tierno
de infinitas primaveras.

Aguardas la brisa.

Tus raíces, ancladas en el alma,
soportan la fiebre del verano,
el dolor de la luz en la tarde,
hasta volverte verso.

Soportas el dolor.

Frágil de otoño desnudas las ramas.
La sangre palpita en tu corteza, vives,
y a la vista de todos,
sacias tu hambre de estrellas.

Sacias tu hambre .

Fotos: Julio Sánchez Martín.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entradas recientes

error: Queda prohibida la utilización de cualquier imagen o video sin autorización previa de autor de dicho contenido. Alejandro Huyro todos los derechos reservados.