Skip to main content

Un camino abierto a la sorpresa bajo el nublado. Bóveda que se curva hasta tocar,gris, el horizonte.

Revienta de color la tierra, un gesto que emociona y conmueve. Imposible describir con adjetivos este temblor del paisaje.

Se quiebra la tierra en el costado medio del monte dejando que el agua salte por la herida de las rocas. Nada impide el salto de plata que grita entre las fosas, regando de frescor cada vértice del acantilado.

Remanso del río que lima las orillas con infinitos brillos, mientras arrastra la luz , dibujando sonidos, ese rumor del agua que disuelve las sombras en los rincones de las márgenes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close Menu

Entradas recientes

error: Queda prohibida la utilización de cualquier imagen o video sin autorización previa de autor de dicho contenido. Alejandro Huyro todos los derechos reservados.