Skip to main content

No puedo evitar reflexionar en voz alta ante esta imagen que, creo, es cruel y revela el grado de deterioro de nuestra sociedad, cada vez más iletrada. 

En el siglo pasado cambiamos la era de Gutenberg por la de Marconi y en este siglo .todo lo estamos cambiando por el poder de la informática. Creo que es un proceso propio de la humanidad que avanza pero cuidado porque hay peligros en estos saltos paradigmáticos.

 Antes se quemaban los libros por cuestiones ideológicas, religiosas o políticas, hoy se tiran a la basura. No sé qué duele más.

Qué sentido tiene tirar libros al contenedor si cada uno de ellos expresa un paisaje, un sueño, un amor mientras se creaba. Sí, cada libro es un instante eterno de la existencia de aquel que lo escribió. 

En fin, me quedo atónito ante esta imagen.  

Por otro lado, creo que no hay que rasgarse las vestiduras, de forma hipócrita, porque todos somos culpables de que esta parte de creación acabe en la basura;  ni tampoco mirar para otro lado porque hay que tener valor para preguntarse, ante este hecho, por nuestro compromiso con la creación de los demás.

Esta imagen  es un espejo donde mirarnos ?

Lo más cierto es que dentro de unos días todo esto se olvidará mientras el camión de la basura se lleva estos los libros al basurero municipal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close Menu

Entradas recientes

error: Queda prohibida la utilización de cualquier imagen o video sin autorización previa de autor de dicho contenido. Alejandro Huyro todos los derechos reservados.